miércoles, 17 de noviembre de 2010

Connochaetes taurinus (Ñu azul)


Taxonomia
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Bovidae
Subfamilia: Alcelaphinae
Género: Connochaetes
Especie: Connochaetes taurinus
Nombre común: Ñu azul

Dentro del genero de los connochaetes se integran dos especies:
- Connochaetes gnou
- Connochaetes taurinus
El ñu azul es un cornupeta de coloración plateada, alternada con tonalidades chocolate, y porte poderoso, con largas crines negras adornándole el lomo y ásperas barbas recubriéndole el cuello.
Un macho adulto puede llegar a superar los 250 kilos de peso y los 250 centímetros de longitud. Su ciclo vital ronda los veinte años.
Presente en el continente negro, se distribuye por territorios integrados en Kenia, Angola, Botswana, Namibia, República Sudafricana, Tanzania, Zambia, etc, es decir, por las amplias sabanas que se extienden por el sur del continente.
El ñu se integra en grandes manadas, de miles de ejemplares, que recorren centenares y centenares de kilómetros a la búsqueda de pastos con los que alimentarse.
Al comienzo de la estación húmeda, las hembras paren una única cría tras ocho o nueve meses de gestación. El recién nacido es capaz de ponerse en pie a los pocos minutos de nacer y enseguida es capaz de correr a gran velocidad, condición imprescindible para poder sobrevivir en un entorno hostil, ya que este animal resistente y veloz es presa habitual de los grandes carnívoros de la sabana.
Es una especie polígama. Las grandes machos pueden llegar a disfrutar de harenes integrados por mas de un centenar de hembras, a las que protege, al igual que a las crías, con contundencia cuando advierte la presencia de un potencial agresor.
Se dice de él que reune caracteres morfológicos de tres especies distintas, ya que tiene la cola del caballo, los cuartos traseros del antílope y los delanteros del buey.
Suele convivir con otras especies hervíboras, como la gacela y la cebra que, gracias a sus mas eficientes sentidos de la vista y del oído, le advierten de un inminente peligro.
Es objeto de actividad cinegética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario