martes, 10 de marzo de 2009

Hyacinthus sp. (Jacinto)

Taxonomia
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Orden: Asparagales
Familia: Hyacinthaceae
Género: Hyacinthus
Especie: Hyacinthus sp.
Nombre común: Jacinto

Jacinto (Hyacinthus), protector de las Jacintias o festivales que se celebraban en el estío espartano, fue un héroe griego, hijo de la Musa de la Historia Clio y de un rey griego.
Tal era su hermosura que se enamoró de él el propio Apolo. Jugando ambos con el disco, este último lo lanzó con tal fuerza que provocó la muerte de Jacinto cuando quiso atraparlo. Se dice que fue Céfiro, el dios del viento, el que por celos desvió la dirección del disco con el ánimo de herir mortalmente a nuestro héroe.
Fuera o no responsable Céfiro de tal desgracia, lo cierto es que Apolo hizo que de la sangre de su amigo y amado brotara una flor que recibió su nombre.
Originario del Mediterráneo Oriental, el este de Irán y Turkmenistán, la belleza y aroma del jacinto han favorecido su propagación universal, pasando a integrarse en la mayor parte de los jardines del mundo. Los holandeses han cultivado con esmero esta flor, de la que han desarrollado un buen número de variedades.
Planta perenne y bulbosa, se integran en este género tres especies: orientalis, litwinowii y transcaspicus.
El bulbo se planta en otoño y la planta florece en primavera. Sus flores, de diversos colores (azul, rojo, blanco, amarillo, violeta, rosa, naranja...) se agrupan en abundante número en torno a una larga espiga de unos 25 centímetros de longitud, circundada por hojas lineares y carnosas. Cada flor está provista de seis pétalos.
Conviene plantarla en terrenos ricos no excesivamente soleados (semisombra).

1 comentario: