martes, 18 de octubre de 2011

Neophron percnopterus (Alimoche)


Taxonomia
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Accipitriformes
Familia: Accipitridae
Subfamilia: Aegypiinae
Género: Neophron
Especie: N. percnopterus
Nombre binomial: Neophron percnopterus
Nombre comun: Alimoche

Se trata del buitre más pequeño del continente europeo, con apenas metro y medio de envergadura y los dos kilos de peso.
El color de su plumaje varía con la edad, siendo los jóvenes de coloración terrosa y  totalmente blancos los adultos, con el pico amarillo, salvo en la punta, que es negra.
Coloniza las zonas secas del viejo continente, África y Asia.
Aunque es un animal solitario, suele seguir a los grupos de buitres leonados que van en busca de alimento, ya que, al no poder competir con otras especies necrófagas de mayores dimensiones, se alimenta de los restos que dejan estas grandes aves. Completa la dieta con fruta, vegetales, huevos de otras aves, reptiles, insectos e incluso heces de otros animales y del hombre.
Felix Rodriguez de la Fuente estudió con gran cariño a este animal, dejando constancia de su capacidad para utilizar herramientas. En concreto, para romper el cascarón de los huevos se sirve de una piedra. En otras ocasiones, cuando los huevos son pequeños, los deja caer al suelo para que estallen.
La puesta la realiza con la llegada de la primavera y suele estar constituida por dos huevos que deposita en nidos hechos principalmente por lana de oveja. La responsabilidad de la incubación y cría es asumida por los dos miembros de la pareja.
Con la llegada de los fríos emigra a África.
Se trata de un ave en riesgo de extinción, principalmente a causa del uso de insecticidas y de los accidentes ocasionados por los tendidos eléctricos y las aspas de los parques eólicos. Esta situación crítica nada tiene que ver con su abundante presencia en siglos pasados. El naturalista Alfred Brehm dejó constancia, a mediados del siglo XIX, de haberlos visto alimentándose de excrementos por las calles de Murcia. En la actualidad, se calcula que sobrevuelan el solar ibérico unas mil quinientas parejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario