lunes, 20 de febrero de 2012

Luscinia Megarhynchos (Ruiseñor comun)


 Taxonomia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Infrafilo: Gnathostomata
Clase: Aves
Subclase: Passerae
Orden: Passeriformes
Suborden: Passeri
Superfamilia: Muscicapoidea
Familia: Muscicapidae
Genero: Luscinia
Especie: L. Megarhynchos
Nombre binomial: Luscinia Megarhynchos
Nombre comun: Ruiseñor común
   
Dentro del género luscinia se integran once especies de aves, conocidas todas ellas con el nombre vulgar de ruiseñores.
Son de pequeño tamaño, inferior a los dieciseis centímetros, de patas, largas, vivaces y de lindo canto.
De esas once especies, tres están presentes en la Península Ibérica:
- Cyane o petirrojo siberiano azul.
- Megarhynchos o ruiseñor común.
- Svecica o ruiseñor pechiazul.
De hábitos migratorios, el macho de ruiseñor común es una de las aves canoras con trino más melodioso, haciendo ostentación de ese envidiable atributo hasta altas horas de la noche. En el pasado era un ave frecuente en la Península Ibérica. Es habitual el parques y jardines urbanos, aunque su hábitat natural es el sotobosque y las tierras con cultivos frutícolas.
Su dieta está constituida por semillas, ballas y pequeños invertebrados blandos. En ocasiones se le puede ver sujetar a sus víctimas con el pico y golpearlas contra el suelo hasta acabar con ellas.
Se trata de una criatura poco vistosa, adornada con un plumaje en el que se combinan los colores marrones y cenicientos. La ausencia de colores llamativos y su tendencia a ocultarse entre el follaje arbustivo hacen dificil su visualización, siendo su hermoso canto el que delata su presencia.
Cuando un ruiseñor está dotado de excepcionales cualidades canoras, su canto contribuye a mejorar el nivel medio del de los congeneres que comparten el mismo territorio. Si por alguna circunstancia, el ruiseñor mejor dotado desaparece, el nivel melódico del resto del grupo decrece.
El ciclo reproductivo comienza a finales de abril, que es cuando se escuchan los primeros trinos del macho, tratando de atraer a las hembras. La puesta se realiza en mayo y está constituida por hasta seis huevos que la hembra deposita en los nidos que construye practicamente a ras de suelo, ocultos entre la maleza. De la incubación se ocupa en exclusiva la hembra. La eclosión se produce a las dos semanas aproximadamente, siendo responsabilidad de ambos progenitores procurarle alimento a los polluelos. En algo más de diez días ya son capaces de iniciar sus primeros vuelos.
El dimorfismo sexual es prácticamente inexistente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario