martes, 13 de diciembre de 2011

Alligator mississippiensis (Aligator americano)



Taxonomia
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Crocodilia
Familia: Alligatoridae
Género: Alligator
Especie: A. mississippiensis
Nombre binomial: Alligator mississippiensis
Nombre comun: Aligator americano

Son dos las especies que se integran en el género alligator:
- Mississippiensis o americano.
- Sinensis o chino.
El término anglosajón alligator es una deformación de la palabra castellana "lagarto", que fue la que utilizaron los españoles que pisaron tierras de la Florida en el siglo XVI.
Aunque pertenece al orden de los crocodilia, no forma parte de la familia de los cocodrilos, ya que dentro de ese orden hay que distinguir las siguientes familias: gavialidae, alligatoridae y crocodylidae. Forman parte de la familia alligatoridae el caimán y el aligator.
El género alligator coloniza aguas dulces o escasamente salobres, nunca aguas marinas.
Dentro del género alligator, el mississippiensis es el de mayor tamaño, habiéndose identificado ejemplares de seis metros de longitud, aunque los machos no suelen superar los cinco metros y tres las hembras.
Se desenvuelve por las zonas de pantanos, marismas y ríos del sur de los Estados Unidos, desde Carolina del Norte hasta la frontera mexicana.

A pesar de sus hábitos eminentemente acuáticos, es capaz de adentrarse tierra adentro, donde puede alcanzar los treinta kilómetros por hora, aunque por cortos periodos de tiempo. Le gusta tomar placenteros baños de sol cerca del agua.
La dieta de los adultos es carnívora, pudiendo atacar a ungulados, cánidos, aves e incluso al hombre, aunque lo normal es que le rehuya. Las hembras son especialmente agresivas con quienes se aproximan imprudentemente a sus zonas de puesta.
El aligator ha desarrollado una técnica de caza extremadamente inteligente. Sirviéndose de las patas, morro y cola excava amplios círculos, de los que toma posesión, hasta conseguir que asome la roca viva.  En la temporada seca, las zonas húmedas se van secando, manteniéndose pequeñas reservas de agua en la zona que ha horadado. Tortugas, aves y pequeños mamíferos acuden a los pozos para saciar la sed, circunstancia que aprovecha el aligator para capturarlos.
Entre los meses de junio y julio la hembra realiza la puesta, constituida por varias decenas de huevos, que incubará durante poco más de dos meses. Cuando se produce la eclosión, la madre toma a las crías entre sus fauces y las traslada a aguas cercanas, ocupándose de su cuidado durante casi tres años.
El acoso al que fue sometido en el pasado y las agresiones a que se ha visto sometido su entorno natural, lo situó al borde de la extinción, por lo que se le incluyó entre las especies protegidas de Estados Unidos. Aunque su espacio vital se ha visto considerablemente reducido, en Florida ha prosperado abundantemente, no siendo infrecuente que se adentre en jardines particulares, ocasionando no pocos sobresaltos.
No obstante, se mantiene su status de especie protegida ya que habita en territorios muy apreciados por los inversores turísticos.

1 comentario:

  1. MARIO, NO CONOCIA ESTA PAGINA, ME HE QUEDADO
    MUY SORPRENDIDO Y ME HA ENCANTADO.
    FELICIDADES

    ResponderEliminar