lunes, 30 de julio de 2007

Carpocoris mediterraneus

Taxonomía
Clase: Insecta.
Subclase: Pterygota.
Orden: Hemíptera.
Suborden: Heteróptera.
Familia: Pentatomidae.

Dentro del mundo de los insectos, el carpocoris mediterraneus forma parte de lo que vulgarmente denominamos “chinches”, si bien desde el punto de vista científico es un hemíptero, del suborden de los heterópteros y de la familia pentatomidae. Se extiende por la costa mediterránea de Europa y África, alimentándose de los líquidos que extrae de los cardos y de las umbelíferas, fundamentalmente. Precisamente por esa debilidad que sienten por los jugos de las plantas, algunos chinches, no todos, constituyen auténticas plagas para la agricultura. No obstante, otros se alimentan de otros insectos, cumpliendo una función beneficiosa para el hombre. Algunos pentatomidae, en cuya familia se integran más de cinco mil especies, segregan un olor repugnante cuando se sienten agredidos.
Para asegurarse la correcta visión de un potencial enemigo, cuando percibe su presencia suele situarse en posición perpendicular al suelo, mostrándole siempre el abdomen al indeseado visitante.Os propongo el siguiente juego: cuando localicéis a una de estas criaturas aproximaros a ella y dejad que os descubra. Veréis que adopta la posición que acabo de comentaros, pudiendo estar ambos un buen rato girando en torno a la planta que la acoge sin que podáis situar frente a vuestro campo visual la parte anterior del cuerpo. Es característico de estas criaturas una especie de escudo que protege su abdomen y el triángulo que aparece entre las alas.
El carpocoris mediterraneus es un insecto muy hermoso, de brillantes colores anaranjados manchados con pequeñas pinceladas negras.

jueves, 26 de julio de 2007

Jilguero (carduelis carduelis)

Taxonomía
Clase: Aves.
Subclase: Neornithes.
Superorden: Neognathae.
Orden: Passeriformes.
Suborden: Passeri.
Familia: Fringillidae.
Subfamilia: Carduelinae.
Género: Carduelis.

Qué generosa es, para su infortunio, la naturaleza con el jilguero. No existe canto más medolioso que el del carduelis carduelis ni paleta con más acertados colores que aquellos con los que se viste.
El hombre, que tiende a destruir todo cuanto admira, lleva siglos privando a estas diminutas criaturas de su primigenio derecho a vivir en libertad, encerrándolas en jaulas de madera y alambre con el ánimo de individualizar el disfrute de unos trinos que debieran entonarse para ser escuchados por todos los seres vivos que habitan nuestros campos.
El jilguero es terriblanco, con alas amarillas sobre negro azabache y careto de rojo intenso.
Gusta de la compañía de sus congéneres, con los que llega a formar bandadas de más de cien individuos. No obstante, en los meses propicios para la reproducción (de marzo a junio) abandona estos comportamientos gregarios para dirigir a su pareja atención y cuidados.
Es un ave básicamente granívora; de hecho, su afición por las semillas de los cardos determinó que quienes les asignan nombres a las cosas le llamasen carduelis carduelis. Ello no es óbice para que estas aficiones vegetarianas las complemente con la ingestión de pequeños insectos durante la época de reproducción y cría.Si deseáis contemplar a los jilgueros en su hábitat natural os recomiendo que al amanacer o en las últimas horas de la tarde paseéis por zonas de monte bajo con matorral con la mirada puesta en las ramas más altas de los árboles, que es donde gustan de posarse.
No resulta fácil deducir por la simple observación a distancia el sexo de estos pájaros, aunque los expertos dicen que los colores del macho, especialmente el rojo de la cara, son más intensos que los de las hembras.
Estas criaturas aprenden pronto a vivir autónomamente; los más jóvenes se agrupan para defenderse y buscar el alimento. Suelen vivir entre doce y quince años.
Por último, para los amantes de la taxonomía, decirles que el jilguero, de la familia de los fringilidos, se integra en el orden de los passeriformes.En el siguiente video se reproduce el canto del jilguero
video

martes, 24 de julio de 2007

Delichon urbica (avion comun) e hirundo rustica (golondrina comun)

Taxonomía
Clase: Aves.
Subclase: Neornithes.
Superorden: Neognathae.
Orden: Passeriformes.
Suborden: Tyranni.
Familia: Hirundinidae.
Subfamilia: Hirundininae.

La golondrina surca los cielos de todas las regiones del mundo, salvo las polares. Está especialmente dotada para el vuelo, siendo muy veloz y ágil ya que es en el aire donde captura sus presas (insectos); no le sucede lo mismo en el suelo, donde apenas puede andar, dado lo diminuto de sus patas.
Le gusta anidar en los aleros de los tejados, realizando puestas de tres a siete huevos. El nido lo fabrica con barro. Es un ave escandalosa, de píar contínuo; de hábitos migratorios, retorna siempre al mismo sitio.
El avión común gusta de las zonas urbanas para anidar y desde allí se desplaza a los huertos y campos en busca de alimento. Ave igualmente migratoria, es algo más tardana que la golondrina y como ésta se alimenta de insectos, a los que captura en pleno vuelo. Al atardecer, se pueden ver agrupaciones de aviones y golondrinas realizando capturas.
El avión vuelve al sitio de origen y, salvo que haya sido objeto de una destrucción completa, suele restaurar el nido que fabricó el año anterior, generalmente en el alero de una vivienda úrbana, con barro y saliva, colocando en su interior ramas y plumas.
Para evitar que su vivienda sea ocupada por otro tipo de aves, como los gorriones, suele hacer entradas diminutas.

Aportación personal.
Domingo 22 de julio de 2007. Son las seis y la tarde transcurre apaciblemente en el Santuario de la Misericordia, con una temperatura anormalmente agradable para el mes canicular por excelencia en el que nos encontramos.Marisa, mi mujer, me advierte de la tremenda escandalera que están organizando unas aves. Levantamos la vista y advertimos que un grupo de cinco o seis pajarillos acaban de posarse sobre un cable del tendido eléctrico. Son los primeros vuelos de unos pollos de golondrina común (hirundo rústica) y de avión común (delichón úrbica).
Han llegado exhaustos al posadero, sin fuerzas para acometer un segundo paseo.
Los padres planean haciendo círculos en torno a sus criaturas e invitándolas a reemprender la marcha, pero estas se resisten.Despliegan las alas, inclinan el cuerpo hacia delante, como si pretendieran lanzarse al vacío, pero el temor les puede y se muestran incapaces de despegar las patas del cable.
Un polluelo de golondrina se enfrenta a otro de delichón úrbica que se ha posado junto a él: le pía con acritud y abre el pico amenazadoramente. El pequeño avión común le mira sorprendido por la actitud desafiante de su vecino pero finalmente le responde con idéntica altanería.
Tal vez la explicación a esos comportamientos se encuentre en el temor que les invade de que sus progenitores puedan confundir sus respectivas nidadas y cebar por error a los indeseados vecinos.El tiempo transcurre lentamente y los pájaros adultos reiteran incesantemente los llamamientos para que sus criaturas reemprendan el vuelo. Terrible contradicción a la que han de enfrentarse las jóvenes e inexpertas criaturas: el miedo que les inmoviliza frente a la llamada de la vida.
Finalmente, el conflicto personal se resuelve del mismo modo que lo ha resuelto la naturaleza durante miles de años: los progenitores están ahí, pendientes de sus criaturas, estimulándolas con su cercanía y consejos para que levanten el vuelo, pero al final son los polluelos los que tienen que tomar la personal, intransferible e ineludible decisión, los que superando sus miedos interiores han de precipitarse al vacío y batiendo las alas surcar el cielo.Sólo cuando se vuela muy alto puede apreciarse la magnitud de la obra de Dios y la belleza de las cosas.

lunes, 16 de julio de 2007

Taxonomia y caracteristicas de los lepidopteros (III)

anterior

- Piéridos.- Sus colores básicos son el amarillo, el rojo y el blanco, con manchas negras en la parte posterior. Suelen ser de tamaño mediano y forman parte de esta familia, entre otras, las colias, la blanca meridional y la mariposa de la col o pieris brassicae.- Satíridos.- De tamaño mediano/grande, sus colores básicos giran en torno a las diferentes tonalidades de marrón, con excepciones como la representada por las melanargias (predominio de los blancos). Proliferan en los terrenos áridos.
Pertenecen a esta familia la loba (maniola jurtina), la melanargia lachesis, el lobito agreste (pyronia tithonus) o el sátiro común (hipparchia semele).

La metamorfosis es el conjunto de cambios a los que se ve sometido un animal, en este caso la mariposa, hasta alcanzar su configuración definitiva. Las fases que atraviesan estas criaturas son las siguientes:
- Huevo.- Cuya puesta la realiza la mariposa.
- Oruga o larva.- La criaturas que eclosiona del huevo recibe el nombre de orugas. Su ciclo de vida en esta fase puede durar varios meses.
- Crisálida, pupa o ninfa.- La oruga construye un capullo o una capa de quitina en cuyo interior pone en marcha el maravilloso proceso de transformación a la fase adulta.

- Mariposa o imago.- En esta fase, el lepidóptero se muestra en todo su esplendor. Lo habitual es que vivan muy poco tiempo, apenas unos días, si bien en algunos casos su vida se puede prolongar durante semanas e incluso meses.

anterior

Taxonomia y caracteristicas de los lepidopteros (II)

anterior siguiente

- Licénidos.- Los machos presentan colores más llam
ativos y brillantes que las hembras (azules, marrones, dorados…) y suelen ser de pequeño tamaño.
Algunas orugas de esta familia colaboran con las hormigas (simbiosis) de tal modo que mientras las últimas las protege
n de las abejas y avispas las primeras les proporcionan líquidos azucarados.
La mariposa de los geráneos (cacyreus marshalli), la morena serrana (aricia cramera), la manto bicolor (lycaena phalaeas), la icaro polimatus, la niña celeste (polyommatus bellargus), etc., pertenecen a esta familia.- Ninfálidos.- De tamaño generalmente mediano, presentan hermosos colores anaranjados. Destacan en esta familia la pandora (argynnis pandora), el pavo real (inachis io), la sofia (issoria lathonia) y las vanessas (atalanta y cardui).- Papiliónidos.- Son muy hermosas, de gran tamaño y colores blancos o amarillos en los que destacan manchas rojas. Resultan curiosas las prolongaciones o colas que presentan algunos miembros de esta familia. Se integran en la misma la podalirio (iphiclides podalirius), la macaón (papilio machaon) y las parnassius (parnassius apollo y parnassius mnemosyne).
anterior siguiente

viernes, 13 de julio de 2007

Taxonomia y caracteristicas de los lepidopteros (I)

siguiente

El apartado de los insectos es uno de los más complejos del mundo animal debido a la cantidad de especies que lo integran.
Esa complejidad es la que favorece la falta de acuerdo entre los científicos a la hora de establecer una clasificación (taxonomía) de ace
ptación universal en la que integrar a todos los seres vivos que reciben el genérico nombre de insectos, contribuyéndose con ello al general desconocimiento y desinterés que sobre la materia existe entre la mayoría de la población.
Partiendo de esta premisa, con el presente cuadro pretendo ayudar a a quienes que siendo profanos en la materia (la mayor parte de los seres humanos) desean adentrarse en el conocimiento de esas maravillosas criaturas a las que llamamos mariposas.

Constituyen las mariposas, por tanto, el orden de los lepidópteros, término que en latín significa “alas con escamas”.
En España existen más de 4.000 clases de mariposas, de las cuales apenas dos centenares son diurnas.
Las mariposas, al igual que los restantes insectos, son hexapódas (tienen seis patas) y su cuerpo se divide en:
- Cabeza.- En la que se encuentran las antenas (de las que se sirven para orientarse), los ojos (compuestos), dos palpos o apéndices bucales y la espiritrompa, con la que se alimenta.
- Tórax.-Que aloja los tres pares de patas y las alas. Las dos primeras se ubican en el prototorax y en las mariposas diurnas apenas resultan de utilidad puesto que están atrofiadas; el segundo par y las alas anteriores en el mexotorax y las alas y patas posteriores en el metatorax.
- Abdomen.- En el que se ubican los órganos reproductores, respiratorios y digestivos.
Las antenas ayudan a diferenciar a las mariposas diurnas (ropaloceros) de las nocturnas (heteroceros). Las antenas de las primeras co
ncluyen en un ensanchamiento en forma de pelota de rugbi en tanto que la de las segundas adoptan diferentes formas (sierra, pluma, etc.). No obstante, dentro de los heteroceros, existen mariposas de hábitos diurnos, como por ejemplo la esfinge colibrí o algunos zigénidos.
Veamos algunas de las características de las principales familias de las mariposas diurnas:

- Hespéridos.- Mariposas de pequeño tamaño, cabeza an
cha, y “poco agraciadas”, de colores grisáceos o térreos y antenas muy separadas. Presentan ciertas similitudes en su fisonomía con las mariposas nocturnas.

siguiente

jueves, 12 de julio de 2007

Colia comun (Colias crocea)

Taxonomía
Clase: Insecta.
Subclase: Pterygota.
Orden: Lepidópteros.

Superfamilia: Ropaloceros.
Familia: Pieridae.
Subfamilia: Coliadinae.

Los lepidopteros diurnos (ropalóceros) se clasifican en familias: papilionidos, ninfálidos, licénidos...
Una de estas familias está constituida por los piéridos, cuyas mariposas se caracterizan
por ser de tamaño pequeño/mediano y por tener una coloración amarilla, naranja, blanca o una combinación de estos colores.Dentro de los piéridos se integran la mariposa de la col (pieris brasicae), la blanquiverdosa (pontia daplidice), limonera (gonepterys rhamni), las colias (de los pantanos, anaranjada, canario azufrado...), etc.
La colia común o colias crocea se distribuye por buena parte de la costa mediterránea, Península Arábiga y Asia Menor, siendo habitual en toda la Península Ibérica, en altitudes inferiores a los 2.000 metros.
Suele presentar tres generaciones anuales (puede llegar hasta cuatro en condiciones favorables), por lo que prácticamente se la puede ver volar, por prados y senderos principalmente, desde el comienzo de la primavera hasta la conclusión del otoño.
Con una envergadura de entre cinco y seis centímetros, es desconfiada y tiene un vuelo regular y continuado, recorriendo amplios espacios entre posadero y posadero, por lo que no resulta fácil de fotografiar.La colias crocea, en la forma helice, presenta la particularidad de que el anverso de las alas anteriores son de color blanco a excepción de una mancha amarillo/verdosa en el ápice, lo que las distingue de sus congéneres, en las que el ala es de ese último color en su totalidad.
La forma helice no es fácil de identificar en vuelo, pudiendo confundirse con otros piéridos. Es poco frecuente, representando apenas un 15 por 100 del conjunto de la especie.

miércoles, 11 de julio de 2007

El Santuario de Misericordia (Borja)

El Santuario de Misericordia constituye mi entorno geográfico de referencia para las tomas fotográficas de naturaleza que pueblan la mayor parte de las páginas que constituyen mi espacio web.
Perteneciente al término municipal de Borja, en la provincia de Zaragoza
y en la comarca de Campo de Borja, el Santuario de Misericordia se levanta en la denominada “Muela alta”, a una altitud de 672 metros.El clima de la zona es continental, con viento (cierzo) frío y temperaturas extremas (fuertes contrastes entre estaciones y entre temperatura diurna y nocturna).
Abundan los parques eólicos en el entorno.
El eje central del Santuario está constituido por la iglesia y el caserón, con
junto arquitectónico del siglo XVI que se integra en una hermosa plaza.
Según cuentan los libros de historia, en 1451, trabajando en los cimientos de la Iglesia de Santa María de Borja, apareció una Virgen con la inscripción “Mater misericordia
. Los vecinos de la localidad decidieron trasladarla a la ermita de Santa Eulalia, situada en la Muela Alta, y desde entonces el lugar pasó a denominarse Santuario de Misericordia. El caserón en el que queda ubicada la antigua ermita se empezó a construir en 1578.
En torno a dicho edificio se levantaron ya hace un siglo “casas de veraneo” que en la actualidad conviven con chalés más modernos, constituyendo el conjunto un atractivo núcleo urbano plenamente integrado en la naturaleza.
El referente visual arbóreo de la Muela Alta es el pinar, si bien convive con la carrasca y el quercus.

Son abundantes en la zona las plantas aromático medicinales: la manzanilla, la salvia, el espliego, el romero, el tomillo, el diente de león, el hinojo y el orégano, por lo que resulta todo un placer para los sentidos pasear por los caminos que circundan el monte.
La ascensión desde el Santuario de Misericordia hasta lo alto de la Muela puede realizarse siguiendo el “vía crucisque lleva a la Ermita del Calvario, templete circular que data de 1565 y que se encuentra a una altitud de 848 metros.Antes de emprender la subida os recomiendo que gocéis de las frescas y transparentes aguas que manan de las fuentes naturales que hay en el lugar, aunque desgraciadamente muchas de ellas se han secado en los últimos años.
El alto de la Muela está habilitado para realizar caminatas y actividades deportivas. Resulta enormemente gratificante contemplar desde ese paraje el valle que se tiende a sus pies como una gigantesca alfombra o la inmensa mole del Moncayo que separa los viejos y orgullosos reinos de Castilla y Aragón.En ese entorno paradisiaco el Gobierno de Aragón ha puesto a disposición de los viajeros un atractivo albergue del que se puede disfrutar siempre y cuando se solicite para grupos y la reserva se realice con antelación suficiente.
En estos versos, que compuse hace ya unos años, se contienen los sentimientos que me inspira el lugar que acabo de describiros:

Al Santuario quiero amor
subir cuando muera enero;
sentir la suave caricia
del leve sol de febrero

cuajando de blancas flores
los almendros del sendero.

Pasear entre carrascas

y decirte que te quiero
con un ramillete verde
de tomillo y de romero.


Perderme bajo la niebla
y acariciar el rocío
que en las mañanas de otoño
perla las hojas del pino.

Mis cenizas quiero amor
que allí las lleves si muero,
para tener el Moncayo
por eterno compañero.

martes, 10 de julio de 2007

Loba. (Maniola jurtina)


Taxonomia
Clase: Insecta.
Subclase: Pterygota.
Orden: Lepidópteros.
Superfamilia: Ropaloceros.
Familia: Satíridos.

La loba, maniola jurtina, es un lepidóptero de la familia de los satíridos. Se alimenta fundamentalmente de gramíneas y se manifiesta de mayo a octubre. Este ejemplar fue fotografiado en el Santuario de la Misericordia, término municipal de Borja (Zaragoza), el día 7 de julio de 2007 (altitud 700 metros).
No es una mariposa especialmente bella, por cuanto presenta tonalidades pardo terrosas en el envés y anaranjadas en el haz de las alas, careciendo de esos vistosos colores que presentan otros lepidópteros. La hembra es de un tamaño algo mayor que el macho.



Ninfa de esper. (Coenonympha dorus)

Taxonomía
Clase: Insecta.
Subclase: Pterygota.
Orden: Lepidópteros.
Superfamilia: Ropaloceros.
Familia: Satíridos.

De la familia de los satíridos, la Coenonympha dorus, ninfa de esper o velado de negro se alimenta de gramíneas y extiende su hábitat por Portugal y la Europa mediterránea (España, Francia, Italia).

Este ejemplar lo fotografié el día 7 de julio de 2007 en el Santuario de la Misericordia, un cabezo de unos 700 metros de altitud ubicado en el término municipal de Borja, en la provincia de Zaragoza. Es este un terreno seco, sometido a fuertes vientos y a un sol plomizo, en el que predomina el tomillo, el romero, la lavanda, la carrasca y el pino.

Es este un perfecto mirador desde el que se puede observar el Moncayo, el pico más elevado del Sistema Ibérico, cadena montañosa que da nombra a la península ibérica y al río Ebro, el más caudaloso de España.

Moscarda verde. Mosca verde (Lucilia Caesar)

Taxonomía
Clase: Insecta.
Subclase: Pterygota.
Orden: Diptera.
Suborden: Calyptratae.
Superfamilia: Oestroidea.
Familia: Calliphoridae.

Las moscas son de los insectos que mayor repulsión producen a los seres humanos, sentimiento que no debe ser recíproco si tenemos en cuenta la presión y el agobio a que nos someten permanentemente. El mero zumbido de sus alas nos genera inquietud e irritación.
Ahora bien, no existe un ser vivo que no tenga asignada su función en la naturaleza; incluso aquellos que detestamos nos aportan más beneficios que inconvenientes.
La lucilia caesar o moscarda verde recibe su nombre del intenso color metalizado que la caracteriza.
Constituyen sus hábitats los excrementos y cadáveres y, en ocasiones, las heridas de los animales, en las que parasitan.Resulta sorprendente, pero son capaces de combinar esos entornos tan poco atrayentes con las flores de intensos olores y vivos colores.
Contribuyen por tanto, con su labor necrófaga, a eliminar residuos orgánicos si bien, como contrapartida, generan algunos riesgos que debemos aprender a evitar.
Su permanente contacto con el hombre y con los alimentos puede ocasionar la transmisión de enfermedades a través de las bacterias y gérmenes que portan en sus patas, saliva y huevos.
Por tanto, teniendo en cuenta que, aún a nuestro pesar, tenemos que convivir con ellas, procuremos mantener las necesarias medidas de higiene: poniendo los alimentos fuera de su alcance, lavándonos convenientemente las manos antes de las comidas, etc.
Finalmente, consignar que sus enemigos naturales son, entre otros, el frío y las aves.

jueves, 5 de julio de 2007

Los Barruecos (Malpartida de Caceres)

 
 En el término municipal de Malpartida, localidad extremeña próxima a la ciudad de Cáceres, se encuentra el paraje de los Barruecos, declarado monumento natural en 1996 por la Junta de Extremadura. El hombre, a lo largo de la historia, ha contribuido a configurar un paisaje único en el que conviven naturaleza salvaje y embalses artificiales, fauna silvestre y cabaña ganadera, arte contemporáneo y pintura rupestre.
 Sobre el terreno se levantan enormes bloques graníticos en los que la cigüeña blanca construye sus nidos, oteando, desde una prudente distancia, el sorprendido caminar de quienes se aventuran por tan espléndidos territorios.
 
 
Integrado en el paisaje, un viejo lavadero de lanas se ha convertido en un atractivo museo de arte contemporáneo merced a la generosidad del ya mítico Vostell, un personaje emblemático que descubrió ese paisaje hace más de treinta años y quedó prendado de él para siempre.
Quienes recorran los apacibles caminos de los Barruecos tendrán la posibilidad de sentir el aroma de la retama, de acariciar las encinas y los alcornocales, de contemplar el vuelo de la cigüeña blanca, del águila o del milano o de descubrir el plácido sesteo del lagarto ocelado al calor del mediodía.
Se tiene constancia de asentamientos humanos desde el paleolítico, siendo posible contemplar a lo largo del recorrido abundantes sepulcros antropomorfos
excavados en las rocas o restos de pinturas rupestres.
En definitiva, visitar los Barruecos supone disponer de una oportunidad única de
contemplar un espacio singular en cuyo seno tienen cabida restos arqueológicos, arte contemporáneo, animales en estado salvaje, formaciones graníticas espectaculares, especies vegetales endémicas de la zona, actividades agrícolas y ganaderas; en definitiva, una suma de regalos para el espíritu que dificilmente olvidarán quienes se adentren en este enclave de lujo.



miércoles, 4 de julio de 2007

Cigueña blanca (ciconia ciconia)

Taxonomía
Clase: Aves.
Subclase: Neornithes.
Superorden: Neognathae.
Orden: Ciconiiformes.
Familia: Coconiidae.


A veces cierro los ojos y sobrevuelo mentalmente los hermosos parajes de la deh
esa extremeña. Atravieso las verdes extensiones de encinares en compañía de la elegante cigüeña blanca, de cuyos cielos, de intenso color azul, forma parte inseparable.
Ya no hay que esperar al 3 de febrero ("para San Blas las cigüeñas verás") para contemplar el parsimonioso batir de alas de esas maravillosas zancudas que han decidido acomodarse para siempre en las góticas torres de los templos y en las imponentes rocas que se levantan sobre el solar de los Barruecos, en Malpartida de Cáceres.Se dice de la cigüeña que su presencia anuncia buenas nuevas, que tiene encomendada la divina misión de renovar la especie humana, trayendo en su pico a los bebes que vienen a suceder a las generaciones que fenecen. Por último, se dice de la cigüeña que simboliza la fidelidad a la pareja, el amor reservado en exclusiva para un único compañero con el que se compartirá de por vida ese gigantesco nido, en permanente reconstrucción, que puede llegar a pesar 300 kilos.La dieta de esta ave está constituida por insectos, pequeños vertebrados y peces. Yo he tenido ocasión de verla en vertederos buscando sus fuentes nutricionales.Aún cuando hubo un tiempo en que esta especie se vio seriamente amenazada en España (años cuarenta a setenta), en la actualidad, gracias a la nueva cultura medioambiental, su población se encuentra en franco crecimiento, por lo que tenemos asegurado el impagable disfrute de contemplar su majestuoso vuelo por los cielos hispánicos.