jueves, 16 de septiembre de 2010

Lutra Lutra (Nutria comun; nutria europea)


Taxonomia
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Mustelidae
Subfamilia: Lutrinae
Género: Lutra
Especie: L. lutra
Nombre binomial: Lutra lutra
Nombre comun: Nutria comun; nutria europea

La nutria europea ocupa las aguas dulces y no contaminadas de Europa, de prácticamente todo el continente asiático y del norte de África. Las agresiones del hombre a los recursos hídricos (detergentes, pesticidas, vertidos residuales...) resultan letales para esta criatura.
La nutria europea tiene una longitud total de entre cien y ciento treinta centímetros, de los cuales unos cuarenta corresponden a la musculosa cola, que utiliza como timón durante sus desplazamientos acuáticos. El macho, de mayor volumen que la hembra, suele pesar unos diez kilos, en tanto que la fémina ronda los siete.
Con un intenso y corto pelaje de color entre castaño y pardo oscuro, sus cortas patas acaban en cinco dedos unidos por una membrana interdigital, lo que facilita su desenvolvimiento en el líquido elemento, donde resulta una excelente nadadora y buceadora. El color de la piel en la garganta y parte superior del pecho es mas claro.
Los órganos de la vista, el olfato y el oído los tiene situados en la parte superior de la cabeza, lo que le permite asomar únicamente una pequeña parte de aquella a la superficie cuando se desplaza por el agua, permaneciendo el resto del cuerpo sumergido.El varón es de costumbres solitarias, extendiendo su campo de acción por un diámetro de unos diez kilómetros, espacio algo mayor que el de la hembra, que suele ser de unos siete kilómetros.
Su hogar lo construye en las orillas de los cauces, cobijada en troncos de árbol o en madrigueras.
Su fuente nutrícia está constituida por peces y cangrejos, que captura en grandes cantidades para compensar la perdida de energia que supone su permanente y agitada actividad, por lo que el hombre tradicionalmente la ha perseguido. Tambien puede capturar algunas especies de ratas, batracios, reptiles e incluso anátidas o insectos. A veces puede versele jugueteando con sus presas antes de devorarlas.
Aunque la temporada mas propicia para el celo coincide con el final del invierno y la primavera, el periodo de apareo puede llegar a abarcar todo el año. Una vez preñada, la hembra suele parir a los dos meses (de 61 a 63 días) un máximo de cinco diminutas crías que nacen totalmente ciegas e indefensas.
Se estima que, en casos excepcionales, puede alcanzar los veinte años de vida, aunque lo normal es que, a causa de los riesgos propios de la existencia, no supere los cuatro.
En Europa occidental su futuro se encuentra seriamente amenazado, a pesar de las medidas proteccionistas que han tomado los diferentes gobiernos. En España la especie comienza a recuperarse.

1 comentario: