lunes, 21 de julio de 2008

Milvus milvus (Milano real)

Taxonomia
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Aves
Orden: Falconiformes
Familia: Accipitridae
Subfamilia: Milvinae
Género: Milvus
Especie: M. milvus
Nombre binomial: Milvus milvus
Nombre vulgar: Milano real

El milano real es un falcónido que se da exclusivamente en Europa (principalmente en España, Alemania y Francia, aunque también puede localizarse en otros países, como Gran Bretaña, Italia y Portugal) y una parte del norte de África y Turquia, distinguiéndose fundamentalmente del milano negro por su plumaje plateado en la cabeza y más claro y de color rojo ceniza en el resto del cuerpo. Especialmente llamativo es el color amarillo del iris, que se repite en el nacimiento del pico. La cola termina en forma de horquilla. En el envés de las alas, cuando están desplegadas, se aprecian unas amplias manchas blancas.
En vuelo, especialmente hermoso en época de celo, realiza el planeo típico de este orden de aves.
Pesa alrededor del kilo y sus dimensiones son de unos 60 centímetros de altura y entre el metro y medio y los dos metros de envergadura.
Se alimenta de pequeños mamíferos, gusanos, reptiles y otras aves, no despreciando la carroña, por lo que se le puede localizar en vertederos o comiendo en la carretera restos de animales atropellados. Pueden incluso llegar a robar nidos para alimentarse con los pollos que se encuentran en su interior.Anida en los árboles, donde suele aprovecharse de los nidos hechos por cornejas o ratoneros, que adapta a sus necesidades recubriéndolos con ramas, trapos, plásticos, papeles u hojas que coloca a modo de colchón, sin especial cuidado. Se dice que pueden llegar a robar ropa de los tendederos para fabricar el nido.
Las nidadas pueden ser de uno a tres huevos, que eclosionan a las cuatro-cinco semanas. La incubación se lleva a cabo por los dos miembros de la pareja, aunque es la hembra la que le dedica mayor tiempo.
Últimamente se ha lanzado un grito de alarma por parte de algunas organizaciones ecologistas que denuncian el grave perjuicio que ocasiona a su supervivencia la utilización de venenos. De hecho, algunas comunidades autónomas españolas (como la aragonesa) se han visto obligadas a incluir a esta especie en el catálogo de aves sensibles a la alteración de su hábitat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario