martes, 8 de marzo de 2011

Columba livia domestica (Paloma domestica)


Taxonomia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Infrafilo: Gnathostomata
Clase: Aves
Subclase: Passerae
Superorden: Columbimorphae
Orden: Columbiformes
Suborden: Columbi
Superfamilia: Columboidea
Familia: Columbidae
Genero: Columba
Especie: C. livia domestica
Nombre trinomial: Columba livia domestica
Nombre comun: Paloma domestica

La columba bravia es el ancestro común de todas las especies de palomas domésticas que existen en la actualidad. Domesticada hace cientos de años, en estado salvaje coloniza el sur de Asia, la costa mediterránea y las Islas Británicas.
Muy similar a ella, tanto en el aspecto físico como en el comportamiento, es la paloma que convive con los humanos en las grandes concentraciones urbanas. Se da la hibridación entre ambas especies.
De color grisáceo, en el cuello presenta tonalidades verdodas metalizadas; el ojo es de un intenso naranja. El obispillo, o plumas que nacen donde concluye el dorso, encima de la cola, es de color blanco. Las alas están atravesadas por dos destacadas líneas negras.
Ave monógama, nidifica en las huecos de las paredes, siendo la pareja responsable de la incubación de los dos huevos que realiza en cada puesta. La eclosión se produce a los diecisiete días.
Se alimenta de grano y semillas.
Es un animal gregario, capaz de agruparse en numerosísimas bandadas, lo que le convierte en un animal molesto y sucio. Su tendencia a anidar en grandes edificios (fachadas de las catedrales, palacios, etc.) la convierte en un inconveniente para el patrimonio artístico, ya que sus excrementos son altamente corrosivos.
Busca la presencia humana, pues sabe que de ella obtiene buena parte de su alimento. En la ciudad de Barcelona se estima que hay 3000 ejemplares por kilómetro cuadrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario