lunes, 5 de septiembre de 2011

Exposicion: Dusmet, o la pasión por la entomología.

 

A D. José María Dusmet y Alonso, en el cincuenta aniversario de su muerte (Chinchón, Madrid, 17-02-1869 – Zaragoza, 10-10-1960).
Fotografías, textos y diseño de la exposición Mario Maganto Berdejo.
Casa de Aguilar. Borja (Zaragoza).
Del 10 de septiembre al 9 de octubre de 2011.
Horario: de 19 a 21 horas. Festivos: de 11,30 a 14,30 y de 19 a 21 horas.
Promotores: M.I. Ayuntamiento de Borja y El Centro de Estudios Borjanos de la Institución Fernando el Católico.

Contenido de la exposición:
- Objetos personales de D. José María Dusmet y Alonso, cedidos por la familia Lambea-Ketcham, descendientes de Dusmet: cuadernos de campo, correspondencia familiar y social, mapas trazados a mano alzada, fotografias, algunas de sus cámaras fotográficas, estereoscopio Brewster, etc.
- Fotografías de insectos del Santuario de Misericordia, tomadas por Mario Maganto Berdejo.
- Colección entomológica cedida por D. Ernesto Navarro Polo, entomólogo.

Reseña biográfica de Dusmet.
José María Dusmet y Alonso nace en Chinchón, Madrid, el 17 de febrero de 1869 y fallece en Zaragoza el 11 de octubre de 1960.
Con casa familiar en Ambel, desde niño tiene oportunidad de vivir en contacto con la naturaleza y desarrollar su afición por el mundo de los insectos.
A los 25 años de edad presenta su tesis sobre “Algunos datos para el estudio de los Tentredínidos en España”, obteniendo el Doctorado en Ciencias Naturales por la Universidad Central de Madrid. Entre sus maestros figuran Franciso de Paula Martínez y Saez, eminente naturalista que participa en una expedición científica al Pacífico, y D. Ignacio Bolivar Urrutia.
Presidente de diferentes instituciones científicas como la “Sociedad Entomológica de España”, la “Sociedad Ibérica de Ciencias Naturales” o la “Real Sociedad Española de Historia Natural”; miembro de entidades extranjeras como la “Deustchs Entomologische Gesellschaft” o la “Société Scientifique de Bruxelles”; Profesor del “Consejo Superior de Investigaciones Científicas”, del “Instituto Español de Entomología” y honorario del “Museo de Ciencias Naturales”; Académico Numerario de la “Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales”, Dusmet forma parte del selecto grupo de naturalistas que conformaron a principios del siglo XX lo que podría llamarse, sin temor a exagerar, la Edad de Oro de las Ciencias Naturales españolas y, por extensión, de las aragonesas.
Entre las grandes autoridades en la materia, que de uno u otro modo se relacionan con Dusmet, pueden citarse, en el exclusivo ámbito aragonés, al jesuita Longinos Navas Ferrer, eminente botánico y entomólogo, profesor de Luis Buñuel en el Colegio de “El Salvador”, de Zaragoza, y compañero de Dusmet en abundantes excursiones entomológicas; al paleontólogo Lucas Mallada, al zoólogo Francisco Aranda Millán, al biólogo marino y oceanógrafo Odón de Buen, a los hermanos Pardo Sastrón y a Bernardo Zapater y Marconell, botánicos, o a nuestro Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal, apasionado mirmecólogo, que en 1921 publica “Las sensaciones de las hormigas”, un estudio del que dice que “es fruto immaturo de sus expansiones campestres”. Señala Dusmet, refiriéndose a Don Santiago, que “muy avanzada ya su edad, se le ocurrió pensar en estudiar la vida de las hormigas, para lo cual nos pedía a los del Museo que le clasificásemos algunas que nos envió y que le interesaban”.
En el ámbito nacional, Dusmet mantiene estrechas relaciones con D. Ignacio Bolivar Urrutia, uno de los padres de la entomología española; con Ricardo García Mercet, farmacéutico y habitual acompañante de Dusmet en sus salidas al campo, o con Ascensi Codina Ferrer. Lamentablemente, la Guerra Civil rompe tan cuajado racímo y algunos de estos grandes naturalistas terminan en el exilio, como es el caso de Bolivar, o fusilados, como sucede con Francisco Aranda Millán.
Dusmet llega a reunir una colección de 50.000 ejemplares de insectos, descubre 170 nuevas especies y 40 llevan la denominación “dusmeti” en reconocimiento a su persona. Entre sus numerosas publicaciones destacan “Los Ápidos en España”, “Himenópteros de Aragón”, “Observaciones sobre nidificación de la Amophila hirsuta” o “Cuarenta y cinco años en busca de Himenópteros en España. Observaciones, consejos y resultado”.
El 27 de junio de 1944, José María Dusmet lee su discurso de recepción en la “Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales”. La contestación corre a cargo de D. Eduardo Hernández-Pacheco, geólogo, paleontólogo y compañero de estudios de Dusmet. Dice de su amigo: “El Dr. Dusmet no ha ejercido cargo político alguno; no fue senador ni diputado; ni siquiera concejal. El Dr. Dusmet tampoco ha sido agraciado por dadivosa munificencia oficial con bandos honoríficos o grandes cruces, ni siquiera es comendador…el Dr. Dusmet en simple y llanamente un ciudadano español”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario