jueves, 26 de enero de 2012

Aptenodytes patagonicus (Pingüino rey)


Taxonomia
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Aves
Orden: Sphenisciformes
Familia: Spheniscidae
Género: Aptenodytes
Especie: A. patagonicus
Nombre binomial: Aptenodytes patagonicus
Nombre comun: Pingüino rey

Dentro del mundo de las aves, hay diecisietes especies acuáticas que carecen de la capacidad de volar. Todas ellas reciben la denominación vulgar de pingüinos.
En su lucha por adaptarse al entorno, las alas de los pingüinos, que son alargadas, estrechas y planas, han dejado de ser útiles para el vuelo pero se han convertido en unas espléndidas extremidades natatorias que, a modo de aletas, les permiten impulsarse y desplazarse por el agua con gran agilidad. Las patas, palmeadas, muy cortas y situadas en la extremidad trasera del cuerpo, son utilizadas como timones.
Por el contrario, en la superficie terrestre sus movimientos son torpes, imprecisos, manteniendo siempre el cuerpo muy erguido. Estas características son la que dieron lugar a los apelativos peyorativos de "pájaro bobo" o "pájaro niño".
En el imaginario colectivo, el hábitat de estas criaturas se situa en las grandes superficies heladas del hemisferio sur del planeta. Aunque esto es así en buena medida, lo cierto es que estas simpáticas criaturas son capaces de vivir en zonas más cálidas de Sudamerica, Australia y el sur de África. De hecho, una especie de pingüino, el de las Galápagos, se ha instalado en la línea ecuatorial.
El pingüino rey, de comportamiento gregario, coloniza islas antárticas cercanas a la costa de América del Sur, donde soplan los vientos del Oeste.
Existen dos subespecies:
- Patagonicus.
- Halli
El aptenodytes patagonicus muestra en la parte superior del pecho una bonita mancha de color amarillo anarajando, que también se manifiesta, en forma de una larga línea, en los costados del pico; la zona auricular también goza de este colorido ornamento.
Con sus noventa centímetros de altura y hasta dieciseis kilos de peso, el pingüino rey es una de las especies de mayor tamaño dentro de la familia spheniscidae, superado únicamente por el pingüino emperador, que llega a alcanzar los ciento quince centímetros.
A diferencia de otras especies de pingüinos, que tienen un ciclo reproductor anual, el aptenodytes patagonicus únicamente puede procrear un par de crías cada tres años.
Aunque durante la época de reproducción la pareja muestra comportamientos monógamos, estos únicamente subsisten en un porcentaje de algo menos del treinta por ciento en el siguiente ciclo reproductivo.
Su dieta básica es krill, pequeños cefalópodos y pececillos, que puede llegar a capturar a más de trescientos metros de profundidad.
Más de dos millones de ejemplares viven en libertad, con tendencia a aumentar la población, por lo que su supervivencia como especie está plenamente asegurada.
Grandes mamíferos, como focas y orcas, son enemigos naturales de estas criaturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario